Clasificación del vidrio para su reciclaje

El vidrio es un material compatible con la protección del planeta, ya que al reciclarlo produce menos desechos, evita la contaminación del agua y el suelo; ahorra energía, si bien tiene como contraparte que puede durar unos 5000 años en desintegrarse y el transporte mas costoso comparado con otros materiales.

La mayor parte del vidrio que se va a reciclar se utiliza nuevamente para hacer nuevos envases semejantes al original. Otra parte se va al área de la construcción fabricándose ladrillos, asfaltos, cerámicas.

Una característica muy importante de éste reciclado es que se puede reciclar una infinidad de veces sin que pierda sus propiedades.

El vidrio antes de procesarlo debe ser clasificado básicamente por su color: verde, ámbar o incoloro. Luego se deben separar materiales que lo acompañan como tapas metálicas, etiquetas.

Una vez limpios se procede a triturarlo hasta lograr un polvo grueso que es sometido a temperaturas altas; se funde con arena, hidróxido de sodio y caliza, para luego formar nuevos productos que conservarán las mismas propiedades y características que el vidrio original.