El aluminio en los medios de transporte

El aluminio se puede reciclar infinidad de veces sin perder sus
propiedades originales; una lata de aluminio es reciclable en un 100%.

El aluminio se está usando cada vez en la industria automovilística, no
sólo por conceptos ecológicos sino también económicos.

Se están fabricando muchas piezas fundidas como pistones, cajas de transmisión, así como radiadores y carrocerías. Esto hace el vehículo más liviano, lo que conlleva a un menor consumo de combustible, ya que requiere menos fuerza y potencia para su funcionamiento. Por otro lado el aluminio de los automóviles es recuperado en un alto porcentaje, cerca del 98% y es reciclado nuevamente.

Otro medio de transporte donde también se utiliza el aluminio es el
ferroviario, para sus locomotoras.

Igualmente en el sector aeroespacial también es ampliamente utilizado.
En 1920 se fabricó el primer avión de aluminio, a partir de esa fecha se
sigue utilizando debido principalmente a su ligereza, resistencia,
maleabilidad y durabilidad.

Debido a su resistencia corrosiva también es un material ideal para la fabricación de cascos de barcos y mecanismos acuáticos.

Por su ligereza es excelente en la fabricación de vehículos militares y
tanques blindados.

A las ventajas de las características que de por sí posee el aluminio, como son: su ligereza, flexibilidad, maleabilidad, resistencia, se suma su larga vida útil, gran parte del aluminio que hoy se utilizada fue fabricado hace 100 años, gracias al reciclado.

Fué uno de los primeros materiales en ser reciclado.