Haz tu propio jabón artesanal con aceite vegetal usado

Haz tu propio jabón artesanal con aceite vegetal usado

Al hacer estos jabones artesanales somos consecuentes con el medio ambiente y con nuestros bolsillos.

Recomendaciones a la hora de hacerlos:

Debemos usar gafas de protección y guantes, ya que la soda cáustica, uno de los principales ingredientes en ésta elaboración, no debe entrar en contacto con la piel.

No debemos usar recipientes de metal, se pueden utilizar de vidrio, de plástico, de acero inoxidable. Para remover la mezcla se debe usar una paleta o palo de madera.

Un punto muy importante es elaborar este jabón en un ambiente muy ventilado, igualmente es recomendable usar una mascarilla.

Todo esto es porque el mezclar soda cáustica con el agua forma una reacción química muy corrosiva que libera olor y calor, el resultado de esta unión es la lejía cáustica.

Este jabón no es muy recomendable para usar sobre la piel ya que al ser hecho con aceite reciclado y haber sido sometido a elevadas temperaturas ha perdido propiedades beneficiosas para la piel.

1 Kg de aceite reciclado de girasol o de oliva

Necesitaremos la preparación:

  • 380 gr de agua destilada o agua hervida
  • 136 gr de soda cáustica
  • Mascarilla, guantes
  • Gafas de protección
  • Paleta de madera
  • Vaso batidor

Se une la soda cáustica al agua se remueve aproximadamente 1 minuto hasta que se diluya totalmente. Se deja reposar unos 20 o 30 minutos para que baje un poco la temperatura, se calienta el aceite a fuego bajo, para tratar de que ambos tengan la misma temperatura, pude haber una diferencia de 10º entre ambas.

A esta mezcla se le añade el aceite, con cuidado siempre en el mismo sentido para que no se corte, primero con la paleta, luego con el batidor a velocidad baja para evitar alguna salpicadura, hasta que quede una sustancia densa y en la superficie se dibuje el trazo de las varillas.
Se vacía en los recipientes donde se va a dejar solidificar, pueden ser moldes de silicón, de plástico o mejor aún en bricks ya usados de leche o zumo. Se tapan con un paño o toalla y se dejan de 2 a 3 días, hasta que estén lo suficientemente duros para desmoldarlos y a la vez blandos como para poder cortarlos.

Cuando se saquen de los envases hacerlo con los guantes porque todavía conservan lo irritante de la soda cáustica.

Una vez cortados se deben dejar secar totalmente de 30 a 40 días, esto va a depender del tiempo que haga. Pasado éste tiempo ya están listo para ser usados y se pueden manipular con toda tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *