Jabón para limpieza (no cosmético) elaborado con aceite vegetal doméstico usado

Ingredientes:

-2 ½  Litros de aceite vegetal doméstico usado filtrado (preferiblemente filtrado en un colador para café o con un trozo de lino fino) así quedará más limpio,

-2 ½ De agua

-½ Kilo de lejía en polvo o sosa cáustica (hidróxido de sodio, jabón de piedra)

-Aceite esencial de tu preferencia

-Colorantes naturales de tu preferencia

-Pétalos de flores o semillas de frutas molidas (solo si así lo deseas)

Procedimiento:

1)   En una cubeta coloca el agua y agrega poco a poco la sosa cáustica, con mucho cuidado ya que sus vapores pueden llegar a ser tóxicos. Con una paleta deberás mezclar siempre en sentido de las agujas del reloj (de otra forma la mezcla se estropeara, recuerda siempre hacerlo hacia el mismo sentido) aproximadamente por veinte (20) minutos,

2)   Agrega el aceite lentamente y sigue mezclando por veinte (20) minutos más, verás como va tomando otra consistencia y se irá tornando más blanca,

3)   Coloca unas gotas de tu aceite esencial (Lavanda, limón, rosas etc.), si deseas agregar semillas molidas de algún fruto para hacer el jabón exfoliante este será el momento.

4)   Coloca la mezcla en moldes (si estos son reutilizados mejor aún) potes de leche o jugo vacíos te servirán perfectamente.

5)   Déjalo reposar de tres a cuatro días.

6)   Para este paso deberás colocarte guantes y hacerlo con cuidado ya que al desmoldarlos botarán un poco de lejía y puede causarte irritación. Desmolda los jabones y déjalos escurrir por cinco minutos.

7)   Destina un espacio donde no llegue el sol directo y déjalos secar por veinte (20) días aproximadamente.

¡Listo! Ahora a disfrutar de tu creación artesanal y ecológica.

Recuerda visitar nuestra página para encontrar información, ideas fáciles y prácticas para colaborar e informar de manera activa en el mundo del reciclaje.