Reciclaje de Aceite Vegetal Usado

En este corto pero sustancial artículo traemos una manera fácil, económica, sostenible, amigable y de gran impacto para evitar la contaminación de nuestras aguas, te invitamos a reflexionar y a compartirla… Este simple cambio puede evitar contaminar aproximadamente 3000 litros de agua al mes por familia.

Sabes que el aceite doméstico puede ser reutilizado para la elaboración de productos derivados como el jabón de baño, las velas, potaje para abono, ceras, diésel e infinidad de productos de índole cosmético, industrial, orgánico y energético.

Reciclar tu aceite doméstico y convertir esto en práctica habitual, enseñar a nuestros niños y familiares su importancia, generaría  un cambio radical en la gestión de residuos, impactando de forma positiva en la recuperación y mantenimiento del medio ambiente.

¿Sabías que un litro de aceite doméstico no reciclado puede contaminar más de 1500 litros de agua?

¡Lamentable pero cierto!

Solo con estos simples pasos y la propagación de esta información contribuiremos a mermar la contaminación de las aguas a través del reciclaje del aceite doméstico usado.

¿Cómo reciclar el aceite vegetal doméstico usado?

Guarda siempre tu garrafón de reciclaje de aceite, este debe ser por su practicidad de cinco (5) litros (envase vacío de jugo, aceite o agua). Seguro que tu alacena le cederá un espacio y el ecosistema te lo agradecerá. Vacía en él todo el aceite vegetal ya utilizado, cuando esté lleno, buscarás el punto limpio de tu ciudad más cercano, en cada comunidad existen varios y seguro que alguno te quedará cerca; en Madrid hay más de 350 puntos limpios, en ellos también puedes colocar los desechos tecnológicos que ya no uses aprovechando el viaje.

Y si te interesa puedes también utilizar tu aceite vegetal usado para hacer productos reciclados y artesanales desde casa.