Reciclando juguetes y textil

Antes de tirar a la basura tus juguetes o ropa toma en cuenta que muchos agradecerán tenerlos, la idea de deshacernos de todo rápido  y hacer la limpieza total de nuestro hogar nos lleva sin duda a no detenernos ante el “vamos a botar esto o aquello que ya no uso”,  es cierto  que muchas de las cosas que almacenamos no tienen utilidad para nosotros pero quizás muchos  les darían una segunda oportunidad.

Los juguetes, ropa y textil, en general que ya no usemos podemos donarla (recicla) a infinidad de ONG o quizá en la iglesia más cercana participen en la recolección de este tipo de materiales.

Otra opción es depositarla en los puntos limpios, es frecuente encontrar en los grandes almacenes contenedores para ropa que serán esterilizadas para darles una segunda oportunidad.

Otra forma de reciclar algunos materiales en el hogar:

-Tus toallas viejas (recíclalas) lávalas muy bien puedes utilizar bicarbonato en su lavado y preferiblemente con agua caliente, córtalas y te servirán para paños quita polvo, para pulir plata, para secarle las patitas a tu mascota al llegar a casa o para cualquier labor que amerite de un pequeño paño.

-Si tienes peques utilizar juguetes de pequeño tamaño para decorar tapas de envases para almacenaje, será genial y ellos se divertirán, solo necesitas envases, silicón, creatividad y manos a la obra.

-Almohadas, sabanas, edredones, si tienes mascotas estas servirán perfectamente para improvisar camas, alfombrillas y mantitas para ellos.

-A los peques les encanta usar diversos materiales para crear maravillas, destina parte de tus prendas y cuando estén con ganas de crear entrégaselas y veras calcetines convertidos en peluches, tozos de tela en vestidos para la muñeca y mil cosas más que de seguro ayudaran a desarrollar su motricidad.

Si tus juguetes y ropa están en buenas condiciones no dudes y publícalos en plataformas de venta de productos usados, si no te interesa monetizarlo publícalos como regalo o donativo muchas personas necesitadas buscan en ellas. Recuerda que tus cosas aún tienen valor, bríndales una segunda oportunidad.

Recicla  el medio ambiente lo agradecerá.